Escribo con ansiedad.

person uses pen on book

No soy yo, es mi ansiedad. Ella es la que me conduce a entrar en este blog a vomitar todo cuanto me pesa por la cabeza y me abruma.

Ella es la que se empeña en conducirme a abrir una nueva pestaña para escribir. No soy yo, es ella. La que me dice “Escribe o mueres” porque tengo que desahogarme. Buscar una manera de sacar lo que te atormenta en cuerpo y alma.

Desde ayer la estoy viendo venir, me está haciendo asomo. Poco a poco. Despacio. Sin prisa, pero con pausa. Me dice que quiere venir y hacer conmigo una fiesta ” a lo grande” because YOLO (You only live once).

La ignoro, no la miro a los ojos, no la enfrento. Simplemente disimulo que no está poniéndome mensajes, susurrándome y tocando mi hombro esperando a que de la vuelta y la mire a los ojos. Que le diga todo lo que pienso de ella.

Maldita seas ansiedad, que sólo quieres estar conmigo. Parece que no sabes estar con otra que no sea yo. Buscas cuantas maneras posibles de llamar mi atención y alterarme para sacar todo de contexto y hacer que me monte películas mentales de esas que tanto te gustan crear… porque eres toda una viciosa de la creatividad hija de perra.

Te empeñas y afanas en hacerme sentir mal porque no quiero estar contigo. Estás obsesionada con vivir oprimiendo mi cabeza y mi mente, con subirte a mis espaldas y hacerme llorar de dolor y de agobio. No sé qué he hecho para merecerte, pero ahí estás. Queriéndome hacer tuya a la mala. Como el acosador que quiere dominar a su víctima.

De verdad te pregunto: ¿Acaso no te irás de mi vida? ¿De verdad tengo que compartir contigo todos y cada uno de los días que me quedan en este mundo? ¿No piensas darme banda? ¿Qué tengo que hacer para que te calles, me sueltes y me dejes? ¿No sabes tú lo terrible que resulta aparentar estar bien cuando por dentro sientes que estás ahogada? ¿Cómo puedes hacerlo?

Me haces dudar de CADA PASO Y PENSAMIENTO. De CADA DECISIÓN. Estás en TODO cuanto hago y no hago. De todo cuanto quiero, anhelo… ¿No te gustaría hacer las paces? O por lo menos dime qué te he hecho para que aparezcas en mi vida.

¿Será que tu presencia en mi es un llamado de atención? Es lo que pienso. Todo en cuanto estás es una situación en la que tengo asuntos que resolver… Todos los “debo” y “tengo” de mi vida hacen que despiertes. Todo en cuanto pienso, apareces… Ansiedad, necesito un poco de aire para resolver y gestionar. Échate a un lado para así poder ver el panorama completo de todo. Por favor.

 

Anuncios

¿Por dónde empiezo? Un arroz con mango a modo de desahogo.

¿Por dónde empezar cuando te sientes un poco abrumada con todo? llevo una lucha mental donde mi yo interno lucha conmigo. Donde quiere sabotearme y hacerme sentir débil. Arrastro un mar de confusiones, de emociones y sentimientos, negativos y positivos, que me harán explotar la cabeza.

Estoy cansada de sentirme abrumada. Por momentos siento que puedo con todo, por otros momentos siento que no. No entiendo porqué no hago las cosas que debería de hacer y continúo haciendo las que debo de parar.

Me siento culpable si no estoy estudiando o trabajando con el cliente de prueba del proyecto y cuando estoy en eso, sólo vivo pensando en que no lograré hacerlo, que es demasiado para mi, que todo será un fracaso y una pérdida de dinero y de trabajo. Así no se puede estar.

Estoy enojada. Muy enojada conmigo. Con todo lo que hago y no hago. Tengo ganas de llorar, de sacarme todo de adentro, de vaciar la mochila que me está hundiendo con tanto peso.

Estoy en un limbo emocional, en una montaña rusa de confusiones, rabia, enojo y frustración. ¿Me estaré volviendo loca? ¿Hay algo malo conmigo? Un rato estoy bien, otro estoy mal, luego estoy enojada y al final… triste.

Por otro lado, éste curso me está llevando a hacer un análisis introspectivo BIEN FUERTE Y DOLOROSO. Tengo que definir mis fortalezas, mis virtudes, mis debilidades y mis oportunidades. Hacerme el FODA de toda la vida y trazar una hoja de ruta.

También me está enseñando que tengo que aprender a organizarme y planificar lo que voy a realizar todos los días y enfocar mis energías en eso nada más. Dejar de estar buscando con quién salir y simplemente salir yo, sola y tranquila. Esa insistencia de “hoy salimos?”, “nos vemos el sábado?”, “cuándo quedamos” me tienen BASTANTE HARTA Y ENCOJONADA. No quiero estar con una agenda social petada y sintiéndome obligada a verme con tíos. Que no es que no quiera salir, pero quiero hacerlo cuando YO QUIERA y que no me estén agobiando.

Ahora no me apetece estar teniendo citas todos los días. No sé ni por qué me metí en esa app de citas (bueno, si. Lo sé…)

Hoy por primera vez en mucho tiempo, sentí la necesidad y la urgencia de escribir, de vomitar todo el malestar que tengo, porque siento que si lo verbalizo voy a explotar como una bomba llena de mierda.

Lo otro que me tiene así se llama Daniel López. Igual como cuando terminó conmigo la primera vez, ahora está “buscándome el lao” desde que me ve superándome… ESTO A QUÉ COÑO VIENE? Entiendo que no es que estemos como perros y gatos, pero de ahí a estar con un cariño y un montón de atenciones como si fuéramos parejas, de estar besándome cada rato… WTF? Es como si quisiera ganarme de nuevo, y yo ni de coña vuelvo a someterme a ese chiquishow de esa inestabilidad suya de “ni contigo, ni sin ti” o su “juntos, pero no revueltos”. ES QUE NO.

Por eso es que necesito sacar este proyecto de “adopta un copywriter” adelante. Porque quiero ganar la estabilidad necesaria para poder mudarme tranquila y sin miedos a pasar trabajos o de poderse, mudarme sola, adoptar mis gatos como quiero y estar tranquila. Establecer mi propia nueva ruta y sentirme…tranquila. Conmigo y con todo.

Vencer el miedo a mi.

Estoy en pleno ataque de ansiedad, pánico, miedo, angustia,estrés… como quieras llamarlo. Resulta que el pasado 12 de noviembre inició el curso “adopta un copywriter” con Javi Pastor.

Pues resulta que en el curso, hay que buscar un cliente de prueba. Éste cliente será “el conejillo de indias”. Con quien practicaré todo cuanto vaya aprendiendo en el curso, para que no quede sólo en teoría e ir aprendiendo. A la vez que me ayudará a aprender a tratar con uno. Con sus altas y sus bajas.

En teoría, es…”fácil” pero en la práctica no tanto. Pues me ha desatado una lucha interna con mis inseguridades como profesional. Mi mente no deja de bombardearme con una lluvia de inquietudes, preguntas y miedos que me hacen dudar de mi capacidad para sacar esto adelante.

Sé que es solo eso. Mi yo vs yo. Mi subconsciente atacando mi consciencia. Y es ahora cuando debo apretar el botón para seguir, para dar un paso más, no dejarme frenar por el miedo.

Es necesario que ahora más que nunca, a pesar de todo y con todo, aprenda a gestionar mis emociones en ese ámbito y a detener esa lucha constante que llevo con mis miedos al fracaso, al rechazo y la falta de confianza en mis capacidades.

Pensar en las cosas que sí he logrado hacer para recordar que puedo. Si muchas personas pueden, por qué yo no? Es lo que me digo… gestionar un frente abierto a la vez.

Reiniciar

Después de casi dos meses sin escribir en el blog, me decido hoy volver a retomar mi compromiso. El compromiso de crecer, mejorar y desarrollarme, el compromiso de no dejarme caer y si caigo, levantarme. Pues en más de una ocasión, aunque no haya sido capaz de verlo, he sido capaz de hacerlo.

Porque me merezco trabajar por aquello que deseo, por aquello que sueño y tengo en mi cabeza como mi deseo ardiente. Hoy, reafirmo el compromiso que aunque cese por momentos, nunca desistiré.

Mucho ha pasado en todos estos días. Muchas son las lágrimas derramadas y el dolor que he sufrido y sigo sufriendo. Ha sido muchas las emociones negativas las que me han embargado.

Es lo que tiene sentirte hasta cierto punto abandonada y traicionada por aquella persona que amas, cuando te dice que no quiere estar contigo, que no te ama…que no te ha amado.

No puedo decir que lo he superado. Sería una mentira de mi parte. El dolor está ahí, fuerte, constante y duro, pero también están las ganas, el deseo y la decisión de echar p´alante.

Cuando abrí este blog, lo hice mayormente para escribir, para ejercitar mi cerebro y mi creatividad en aras de prepararme para hacer lo que más anhelo: trabajar como copywriter, trabajar de mi profesión ayudando a otras personas a consolidar su sueño; obtener tranquilidad laboral y la satisfacción de sentirme capaz de valerme por mi a pesar de las circunstancias.

Por fin, después de mucho pensar, meditar y dudar me he decidido a realizar la formación que me motivó en primer lugar a ser copywriter. Con muchos miedos, con temores, pero con la confianza de que no sólo lo llevaré a cabo sino que podré dedicarme a esto a tiempo completo.

Queda de mi darlo todo. Queda de mi trabajar, practicar y buscar clientes. Queda de mi perder el miedo, alimentar la confianza en mi misma. Queda en mi darlo todo.

Maremoto de sentimientos.

Te has sentido alguna vez con todos los frentes abiertos? Que no sabes por dónde tirar primero y que estás como una gallina sin cabeza, con la ansiedad a tope, los sentimientos a flor de piel, estando en todo y en nada a la vez? Pues así ha sido mi semana.

Mi capacidad de “Overthinking” está a tope. Haciendo lo que más sabe hacer: ponerme por las paredes y hacerme sentir abrumada unos niveles cada vez más altos.

No sé, ni recuerdo a partir de qué momento de la semana fue que empecé a sentirme así. Me gustaría saberlo para estar más atenta y poder gestionar mejor todo antes de que llegue a los niveles en los que me encontré.

Me he dado cuenta de que tengo MUCHOS comportamientos y pensamientos dañinos. Creo que sin proponerlo, me he intoxicado emocional y mentalmente… y me está empezando a pasar factura con intereses.

Por suerte, mañana comienzo mi primera sesión con un psicólogo y me tiene bastante nerviosa porque no sé qué saldrá, ya que en cada aspecto de mi vida siento que hay un tema que resolver.

Tengo que gestionar:

– Mi inseguridad en el ámbito profesional

– Mis miedos.

– La separación/no separación con Daniel.

-El tema familiar.

-Mi relación conmigo misma (autoestima)

… más todo lo que salga.

Escribo todo esto a modo de desahogo, sin teorías ni reflexiones. Sólo un desahogo.

5 cosas a tomar en cuenta al momento de escribir.

 

abstract black and white blur book
Photo by Pixabay on Pexels.com

¡Qué importante es escribir! La escritura es por excelencia uno de los medios de comunicación  más importante para expresarnos. Es la zapata de todo lo que acontece en el mundo online y offline para hacer llegar un mensaje y provocar una reacción.

Todo tiene la escritura de manera directa e indirecta. Todo. En lo que vemos, en lo que escuchamos y hasta en lo que comemos. Todo tiene la escritura como parte de un punto de partida. Es por esto que tiene una importancia tan grande en el mundo de la publicidad y las ventas.

Cual maquinaria perfecta, con las letras y las palabras logramos hacer ese engranaje que logrará enganchar esa visita, ese potencial cliente, para convertirlo en esa venta necesaria; que pase de ser un prospecto a ser EL CLIENTE.

Y es que para lo que ha sido para muchos una vía de desahogo, catarsis y expresión, se ha convertido -además- en un medio de vida. Y es maravilloso cómo algo tan dado y asumido como es el escribir esté obteniendo la relevancia que merece.

Aquí te presento 5 cosas a tomar en cuenta al momento de escribir. Sin importar el propósito que tengas en lo que vayas a plasmar, sin importar que sea una carta de amor, un proyecto personal o hasta un reclamo. Estos puntos son básicos al momento de escribir sea lo que sea.

Sé tú. Es lo primero, no escribas tratando de ser quién no eres, si la persona a la que le diriges tu escrito, te conoce se sentirá rechazado y si es alguien que no conoces, no se sentirá identificado porque a la larga, se dará cuenta quién eres y cómo eres. 

Concisión es la clave. Esto es importante, a nadie le gusta que se le vayan por las ramas, que les den tantas vueltas para llegar al punto o peor aún! no decir nada. Expresa tu punto, tu idea, tu mensaje y el por qué del mismo. 

Coherencia. Lo que tengas pensado decir, debe tener un hilo conductor, una secuencia. No puedes empezar a escribir hablando sobre el por qué mereces el aumento y terminar hablando sobre la inmortalidad del cangrejo o mal de un compañero de trabajo. Escribe con lógica y sentido.

Sintáxis, gramática y ortografia. Por más razón que tengas en tus argumentos, por más sentimientos demostrados en tu declaración, por más rima y versos que tenga tu poema, si no escribes con sintáxis, sin faltas gramaticales y ortográficas, tu mensaje perderá todo el valor y validez que pueda tener. Aprende a conjugar las oraciones, aprende ortografia y gramática, lee, consulta e investiga pues importa tanto la forma como el fondo de lo que decimos.

  – Empatia. Me gusta resumirlo así: “Para ti, pero como si fuera para mi”. ¿Qué quiero decir con esto? Que te pongas en el lugar del destinatario, que pienses cuál es tu objetivo y al mismo tiempo, piensa cómo te sentirías tú, al momento de recibir eso que preparas. Poniéndote en el lugar del destinatario – sea un cliente, un amigo, un jefe o el vecino- debemos tener en cuenta en ese “regustillo mental y emocional” que dejaremos. Trata de provocar la mejor sensación dentro de lo posible y el contexto de todo.

Así que ya sabes, escribe. Con miedo o sin él. Con propósito o no. Escribe para canalizar, para vender o por hobbie, pero cuando lo hagas, hazlo bien!

¿Reconectar? ¡Claro que si!

pexels-photo-164531.jpeg
Photo by Pixabay on Pexels.com

Resulta que en un afán por reconectar conmigo, de buscarme para encontrarme, se me ha ocurrido husmear en lo que fue mi antiguo blog  Éste, ha sido mi primer blog. Tuvo su pequeño despegue y la verdad es que no sé qué razón en concreto me llevó a dejarlo.

Supongo que me vi inmersa y superada por la rutina, el hastío de entonces, los amores y desamores… todo lo que alimentaba mi musa, me superó, me llenó de cansancio, de pereza y abandoné.

Al igual que hoy, recuerdo que escribir en el blog me daba MUCHO MIEDO. Porque escribir en él, publicarlo y compartirlo en mis RRSS, me obligaba a abrirme y mostrar mis debilidades, mis inseguridades y mis temores… pero sin caer en cuenta, también me llevó a conocer un montón de personas hermosas, muchas de ellas han trascendido de lo virtual a lo físico y voy más allá… han superado la gran barrera del tiempo y la distancia considerando que muchos hemos emigrado.

Los que no han superado la prueba, que sepan que el cariño continúa, el recuerdo hermoso sigue vivo e intacto y que aunque no haya un contacto constante, sí que está el aprecio… al menos de parte mía!

Dicho esto, he decidido poco a poco, ir pasando algunas de esas publicaciones a éste blog. Tal vez modificando una que otra cosa, pero el punto está en reconectar con quién fui, para entender quién soy y ser la persona que sé que puedo ser.